¿Tienes un colmillo “chiquito”? Quizás es un diente de leche.

La frecuencia de la impactación de los caninos superiores está entre un 0.92% – 3.58%, siendo un poco más comunes si eres una chica. La mayoría de los caninos incluidos (el 85%) se encuentran “dormidos” en el paladar.

Los ortodoncistas consideramos que un diente está impactado cuando permanece completa o incompletamente incluido en la mucosa oral durante más de 2 años después del momento en el que le corresponde erupcionar.

Los dientes que se impactan con más frecuencia son los últimos en erupcionar, es decir, las llamadas “muelas del juicio” que deben aparecer a los 18 años en boca y los caninos superiores que erupcionan a los 12 años.

¿Qué te puede hacer sospechar de tener un canino cruzado en el paladar?

  1. EDAD: el canino superior erupciona a 13 años en niños y 12 en niñas. Por tanto, a partir de los 15 años en niños y 14 años en niñas sin caninos definitivos, es conveniente realizar un estudio radiológico.
  2. TIEMPO DE ERUPCIÓN: una vez perdido el diente de leche el definitivo debe erupcionar aprox. a los 4 meses.
  3. PALPACIÓN DEL BULTO DEL CANINO: Conforme va bajando por el hueso hasta su sitio se pueden tocar unos “bultos” debajo del labio en la encía avisando de la presencia de los caninos superiores. Esto es palpable 2-3 años antes de erupción. (Entre los 9 y 12 años)
  4. COMPARACIÓN CON EL CONTRALATERAL: si hay más de 6 meses de diferencia entre la erupción de uno y otro es conveniente tomar una ortopantomografía

 

¿Y después de sospechar, qué hago?

Lo primero es realizar una ortopantomografía de control para valorar que está ocurriendo, puede ser que haya un quiste que esté impidiendo la erupción o dientes de más o que haya mucho apiñamiento y no haya sitio para salga, por ejemplo.

En nuestra clínica realizamos ortopantomografías de control a partir de los 8-9 años para valorar la erupción de los caninos y otras patologías. Y siempre en la primera visita haremos una ortopantomografía tenga la edad que tengas.

Una vez confirmado es necesario realizar un estudio con un “TAC o scanner dental”, con esta prueba podemos ver los dientes (incluso si están dentro del hueso) en 3D, con el software podemos hacer desaparecer el hueso y ver:

  1. la inclinación
  2. la rotación
  3. la altura
  4. la cercanía a la línea media de la boca
  5. la relación con las raíces de los otros dientes…

Así sabremos exactamente donde está localizado y que tipo de movimientos hay que hacer para crear un camino por donde poder bajarlo y colocarlo en su lugar entre los demás dientes.

¿Una vez localizado siempre se puede colocar en su sitio?

La mayoría de las veces tienen una situación favorable y se pueden recolocar en su lugar entre los demás dientes.

Aunque no siempre, una vez estudiada la localización (Ej. cuanto más alto esté más difícil resultará bajarlo), la mordida de todos los dientes, la edad del paciente, si hay ausencias o no de otros dientes en esa parte de la boca,… podemos decidir:

  1. No realizar ningún tratamiento, hay que valorar los riesgos que esto implica en cuanto a reabsorciones de diente cercanos (ej. incisivos laterales), formación de quistes,…
  2. Exposición quirúrgica y tracción ortodóncica no hay duda de que la mejor restauración dental son los propios dientes naturales. Para que el diente salga pronto, funcione bien y tengas una sonrisa estupenda, es necesario planificar con detalle la ruta que va a realizar ese diente y los movimientos de los vecinos que nos van a servir de apoyo para bajar a su sitio al colmillo incluido.
  3. Extracción del canino incluido, hay situaciones en las que después de valorar bien la posición del canino a traccionar (ej. muy alto), la edad del paciente (ej. a mayor edad más tendencia a la anquilosis, es decir, que el diente se haya fusionado con el hueso y no se pueda mover), la mordida del paciente, etc… esta sea la mejor elección.

Si quieres hacer una consulta gratuita para poder saber si tienes un colmillo dentro del paladar o no y cuál es el mejor tratamiento para tu caso, puedes hacer una cita gratuita en el 952 77 77 47

Continua en la parte 2

Compartir