¿Qué es la ortodoncia de Invisalign?

Invisalign es la respuesta para tu tratamiento de ortodoncia invisible ya que sus férulas son cómodas y estéticas. Aunque existen muchas opciones, no hay ningún tratamiento tan cómodo como Invisalign.

Su gran ventaja es que son de quita y pon (removibles), te la puedes quitar para lavarte los dientes, es el sistema de ortodoncia más higiénico

El tratamiento se realiza con unas fundas transparentes que se van cambiando cada pocas semanas y se van realizando cambios en la posición de los dientes mientras no se aprecia ningún bracket en la boca, si que se nota un brillo sobre los dientes.

Con Invisalign podrás comer cualquier alimento si te quitas la férula, cosa que con los brackets se ve mas restringido. Puedes comer de todo, lavarte los dientes y pasarte el hilo dental.

Sin alambres ni aparatos metálicos, las férulas de Invisalign no producen llagas ni rozaduras ni irritan tu boca, están fabricadas a medida.

Preguntas Frecuentes

No hay ningún tipo de restriciones de comida durante el tratamiento de Invisalign.

A diferencia de los brackets fijos con alambres y brackets, el paciente puede comer lo que quiera durante el tratamiento, puesto que se puede quitar los alineadores para comer y beber.

Invisalign es una ortodoncia removible y esta es una de sus principales ventajas. No hay necesidad de restringir el consumo de sus comidas y bebidas favoritas.

Por otro lado, para mantener una higiene adecuada es importante que se cepille los dientes y utilice hilo dental después de cada comida y antes de volver a ponerse los alineadores.

Los alineadores transparentes de Invisalign no interfieren con el habla.  Sin embargo, al igual que con los aparatos de ortodoncia tradicionales, hay un periodo de adaptación inicial debido al hecho de tener algo nuevo en la boca. Tras un periodo de adaptación Invisalign no interfiere en el habla de los pacientes en absoluto, es una de sus numerosas ventajas. El periodo de adaptación con este tipo de aparatos no suele sobrepasar de las 2 semanas.

No, Invisalign no duele, pero pueden aparecer molestias temporales derivadas de los micromovimientos que van realizando las férulas alineadoras Invisalign  sobre los dientes.

Gracias a los alineadores se evitan las rozaduras en el interior de la boca que pueden llegar a generarse con la ortodoncia tradicional.

Los dientes se mueven durante toda la vida tanto a las personas que han llevado tratamiento como a las que no lo han llevado. Al igual que nos salen arruguitas o canas, el cuerpo se modifica durante toda la vida.

La mejor manera de evitar la recidiva (sobre todo el apiñamiento de los incisivos inferiores que es lo más frecuente) es utilizar el retenedor tal como se le indicará el día de la retirada de los correctores y mantener sus revisiones periódicas tanto con su dentista de cabecera como con nosotros para poder detectar cualquier alteración en dichos retenedores antes de que se pueda producir un efecto adverso.

PIDE UNA CITA GRATUITA O LLÁMANOS AL (+34) 952 77 77 47